Convenios

Arcor y Celulosa Moldeada son Padrinos UNL

El pasado jueves 25 de septiembre las empresas Arcor S.A y Celulosa Moldeada S.A se sumaron como nuevos padrinos de la Universidad Nacional del Litoral a través de la firma de los respectivos convenios.

En el acto estuvieron presentes, el Ing. Leopoldo Chara en nombre de Arcor y el Ing. Daniel Divi representando a Celulosa Moldeada. Por su parte, la UNL estuvo representada por su rector, Ing. Mario Barletta, y por el decano de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ), Ing. Pedro Mancini.

Con la incorporación de estas dos importantes empresas suman 15 las firmas que brindan su apoyo a la UNL.

Sobre las empresas

Fundada en el año 1955 por el Ingeniero José Baialardo, Celulosa Moldeada S.A se convirtió, cuatro años más tarde en una empresa pionera en la fabricación y comercialización de packaging en pasta celulósica para huevos, carnes, frutas, verduras y hortalizas. En el año 1987, la empresa incorporó –bajo el nombre Celpack S.A.– la producción y comercialización de bandejas de poliestireno expandido y polipropileno, para empaque de carnes, frutas y verduras, siendo además el único fabricante de paneles termo aislantes del mismo material, aptos para la construcción y las industrias frigoríficas.

Unos años más tarde, el Grupo Celulosa Moldeada incorporó a Celcor S.A. bajo su control. Con una capacidad de producción 12.000.000 m2 anuales de cartón corrugado para la fabricación de todo tipo de embalajes primarios para una nutrida variedad de productos, esta empresa –situada en Desvío Arijón, provincia de Santa Fe– es una de las más importantes del país ya que tiene.

Cabe destacar que en 1998, el holding constituye en Brasil a Celpack do Brasil Ltda., con el fin de consolidarse en el mercado brasileño. Actualmente, la empresa posee en la capital de Santa Fe una planta fabril de 7.000 metros cubiertos que le permitió consolidarse no sólo en el mercado nacional, sino también en toda Latinoamérica a través de los 15 productos que elabora.

Por su parte, Arcor S.A. fue fundada en 1951, y se convirtió en la empresa más importante del país en la fabricación no sólo de caramelos, sino también en la elaboración de alimentos, galletitas, chocolates y mermeladas entre otros, gracias a la visión de sus directivos. En 1958, esta firma ya había alcanzado los 600.000 kilos diarios de golosinas. Por entonces, había dejado de ser exclusivamente una fábrica de caramelos, a partir de la incursión en distintas actividades industriales que tenían como objetivo un autoabastecerse de algunos insumos básicos con el fin de alcanzar la mejor calidad y el mejor precio.

Actualmente la firma tiene su base, como en el momento de fundación, en Arroyito (Córdoba), pero además cuenta con plantas de elaboración en todo el país: Tucumán, Catamarca, San Juan, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires. A esto deben sumarse Brasil, Colombia y Perú y los 100 países a los que la firma exporta como Estados Unidos, la Unión Europea y China.

Cabe destacar que Arcor S.A. no sólo procura llegar a la gente a través de sus productos sino que también trabaja a través de Fundación Arcor como un modo de devolverle a la sociedad lo que ella le brinda y bajo la convicción de que las empresas cumplen un rol social imprescindible, siendo protagonistas de su desarrollo no sólo económico sino de su progreso en los más diversos ámbitos: en la salud, en la cultura, en la educación, en la ciencia, en el deporte, etc.